“Pocas personas lo saben, y él hace todo por ocultarlo. Pero es verdad: Homero J. Simpson es católico”, dijo el diario Osservatore Romano el domingo en un artículo titulado “Homero y Bart son católicos”.

Al Jean dijo en una entrevista con el sitio Entertainment Weekly, que la familia Simpson asiste a la Primera Iglesia de Springfield, que es de religión “Presbiluterana”. “Nosotros hemos mostrado muy claramente que Homero no es católico. No creo que él pueda no comer carne el viernes santo al menos por una hora”, agregó.

El diario citó un estudio de un sacerdote jesuita sobre un episodio del 2005 del show llamado “The Father, the Son and the Holy Guest Star”.

Ese estudio concluyó que “The Simpsons” se encuentra “entre los pocos programas de televisión para niños en los que la fe cristiana, la religión y preguntas sobre Dios son temas recurrentes”.

La familia estadounidense de clase media que da nombre a la serie animada ora antes de comer y “a su propia manera, cree en el más allá” concluyó el estudio del jesuita, según una cita difundida por el diario.

Esta es la segunda vez en la que el programa, que se emite en 90 países, ha sido alabado por el Vaticano.

En diciembre del 2009, el Osservatore Romano describió al show como “tierno e irreverente, escándaloso e irónico, bullicioso y profundo, filosófico y a veces incluso teológico, una síntesis alocada de cultura popular y de la tibia y nihilista clase media estadounidense”.

“The Simpsons”, que introdujo la frase “D’oh”, es la serie estadounidense que ha estado por más tiempo en el aire en horario de mayor sintonía, y actualmente se emite su temporada número 22.   Informe21