Luego de ser arrestada el pasado mes de agosto por posesión de cocaína en Las Vegas, la millonaria Paris Hilton se salvó de ir a prisión. A cambio, debió pagar una multa de 1.500 euros, recibió un año de libertad condicional y debe realizar 200 horas de trabajo comunitario.

Esto último es lo que en estos días ha estado realizando la socialité norteamericana. Luciendo una camiseta amarilla gigante poco favorecedora, Paris cumple con su pena impuesta limpiando varias paredes de Hollywood, a lo cual se ofreció luego de unirse al “Equipo de Embellecimiento de Hollywood”, un grupo que tiene como objetivo renovar las calles de la meca del espectáculo y cine norteamericano.

Sin embargo, lo que más ha llamado la atención es que la celebridad no ha querido dejar de lado el ‘glamour’. Y es que la millonaria viste de acuerdo al caso… pero usa zapatos de tacones altos y lentes de sol.