“Cantará en chino mandarín, español, portugués y en hindi, y también quiero que grabe una versión en ruso”, dijo el representante de la artista, Ralph Simon, en una entrevista de la agencia rusa RIA-Nóvosti.

El segundo álbum de estudio de Lady Gaga, que el domingo próximo actuará en Madrid, saldrá al mercado en mayo, aunque sus “monstruitos”, como llama la cantante a sus seguidores, podrán hacerse con el primer sencillo del disco en febrero.

Con “Born This Way”, Gaga hará un guiño a su amplio público internacional que en su actual gira, “The Monster Ball”, le ha hecho colgar el cartel de “localidades agotadas” en prácticamente el centenar de conciertos que ofrecerá fuera de Estados Unidos hasta el 6 de mayo.

“Si puedes grabar uno de tus grandes éxitos en ruso para el próximo año, hay una multitud de jóvenes en Rusia que estará encantada de escuchar a Lady Gaga en su idioma”, sugirió Simon a la cantante neoyorquina, de 24 años.

Éste fue seguramente el mismo comentario que el reconocido representante, creador del politono, hizo a la creadora de éxitos como “Just dance” o “Poker face” antes de que aceptara grabar en los idiomas más hablados del mundo.

Si Gaga añadiera esas cinco lenguas a su nativo inglés en su próximo disco, los nuevos temas de la omnipresente cantante serían comprensibles para más de la mitad de la población mundial. No es la primera vez que Gaga se atreve con un idioma extranjero en su trabajo.

En la introducción del vídeo musical de “Paparazzi”, de su álbum “The Fame” (2008), Gaga intercambia unas palabras en sueco con el actor Alexander Skarsgard, conocido por su papel en la serie “True Blood”.

Larazón.