Melania Urbina pasa por un buen momento: no le falta trabajo (participa en el montaje de Cyrano de Bergerac y graba la telenovela “La Perricholi”) y está feliz por su relación con Andrés Wiese. Pero algo le ha llamado la atención: ahora algunos le sugieran que se le ve mayor pese a que siempre le habían dicho lo contrario. Ello, debido a que “Ricolás” (el apodo del personaje de Wiese en Al fondo hay sitio) tiene 28 años y ella, 33.

“No me considero para nada una tía, nadie me considera una tía”, aseveró la artista, para luego agregar que este tema surgió “por el hecho de que Andrés es menor”. “Incluso siempre me han dicho que parezco más chibola”, aseguró.

Al respecto, reiteró que la madurez no siempre se condice con la edad cronológica. “Si a nosotros no nos preocupa, tranquilos, no se preocupen ustedes, todo está bien”, finalizó.

Fuente:El Comercio