La actriz francesa que en 1972 fue la coprotagonista junto con Marlon Brando en la controversial película de Bernardo Bertolucci, “El último tango en París”, falleció víctima de un cáncer generalizado a los 58 años de edad.

Schneider murió en la capital francesa el jueves “luego de una larga enfermedad”, informó una representante de la agencia Act 1, que no dio más detalles.

Cuando tenía 19 años, interpretó el papel de una joven parisina, a punto de casarse, que entabla una relación sexual con un viudo estadounidense de mediana edad, interpretado por Brando.

Llena de escenas gráficamente sexuales, “El último tango en París” fue prohibida en Italia durante casi dos décadas, regresando a los cines allí solamente en 1989. En Estados Unidos aún tiene una clasificación de NC-17, lo que significa que nadie menor de 17 años puede verla.

En 1975, Schneider actuó en “El pasajero”, una película de Michelangelo Antonioni en la que Jack Nicholson interpreta a un reportero de guerra en África. La cinta compitió por la Palma de Oro en Cannes.

A lo largo de su carrera, Schneider actuó en más de 20 películas, la mayoría de ellos en francés. Su última cinta, “La llave”, dirigida por Guillaume Nicloux, fue estrenada en el 2007.

La Republica