El mítico vestido blanco de Marilyn Monroe en la película “The Seven Year Itch”, famoso por levantarse irresistiblemente en una ventilación de metro, fue subastado en 4,6 millones de dólares en Beverly Hills (California, oeste), superando con creces las estimaciones.

El vestido, más color crema que blanco con el paso de los años – “The Seven Year Itch”, de Billy Wilder, se estrenó en 1955 – estaba valuado entre uno y dos millones de dólares. Pero se subastó en 4,6 millones (5,52 millones con los cargos adicionales), en el marco del remate de la colección privada de la actriz estadounidense Debbie Reynolds.

“La primera de las subastas de la colección de Debbie Reynolds reportó 22,8 millones de dólares. El vestido del “metro” usado por Marilyn Monroe se fue por un total de 5,52 millones de dólares (4,6 millones millones más 20% de prima)”, dijo a la AFP Nancy Seltzer, portavoz de la casa de subastas Profiles in History.

El célebre vestido blanco plisado, firmado por el diseñador de vestuario estadounidense William Travilla, hizo de Marilyn Monroe un símbolo sexual y dio al séptimo arte una de sus escenas más legendarias.

Fue el artículo más prestigioso del remate el sábado, que incluyó unas 700 piezas.

Entre ellas, había otros vestidos de Marilyn (usados en “Gentlemen Prefer Blondes”, “There’s No Business Like Show Business” y “The River of No Return”), pero también piezas del vestuario de “Gone With the Wind” “The Sound of Music”, “Cleopatra”, “Ben-Hur”, “El mago de Oz”, “Singin ‘in the Rain”, “My Fair Lady” y “To Catch a Thief”. Debbie Reynolds, de 79 años, inmortalizada en “Singin ‘in the Rain”, comenzó a coleccionar trajes y objetos de interés de Hollywood en los años 1970, cuando el estudio MGM liquidó sus activos.

El Espectador.com