El periódico ‘Daily mail’ informó que el fuego arrasó la propiedad de Jack Nicholson. Las noventa personas que intervinieron para apagar las llamas tuvieron un duro trabajo, ya que la casa tiene un difícil acceso y el viento empeoró aún más la situación.

Dos de los bomberos resultaron heridos y tuvieron que ser trasladados al hospital. El resto consiguió extinguir el voraz incendio tras más de seis horas de trabajo. Según comentó un responsable, el fuego no se extendió al resto de la colina y ahora la situación está siendo investigada, ya que aún no se pudieron saber las causas que desataron el fuego.

Jack Nicholson compró la residencia en Hollywood en 1973 por 49.000 euros. En la actualidad el actor había alquilado la vivienda a unos amigos, William O’Farrell y William Tynan