Para demostrar lo feliz que está de haberse casado con Kris Humphies, a Kim Kardashian no se le ocurrió mejor idea que lucir su nuevo estado civil en uno de sus más fotografiados atributos.

En su luna de miel en Italia, la voluptuosa socialité llevó un bikini personalizado que en la parte trasera decía: “Mrs Humphries”(Señora Humphries). La singular pieza fue adornada con sendos diamantes.

Esto no le ha gustado mcuho a la madre de la bella estrella. “No creo que debería cambiar su nombre y convertirse en Kim Humphries. Ella necesita seguir siendo Kim Kardashian porque trabajó mucho para llegar donde hoy está”, explicó Kris Jenner.

Fuente: elcomercio.pe