Tras abandonar el caso de la actriz española Carmen Molero contra el cantante Luis Miguel, los abogados Evert Fernández y Arturo Sanabria no temen una contrademanda por parte del intérprete, debido a que no existieron los elementos suficientes para entablar la querella.

Los ex representantes legales de Molero aseguraron que no temen que “El Sol” pueda demandarlos, ya que además de no existir pruebas suficientes para establecer el caso, nunca tuvieron contacto con los abogados del cantante de ‘La incondicional’.

“Nosotros no tememos en absoluto una contrademanda”,  indicó Fernández, quien aseguró que al no obtener ninguna prueba por parte de Carmen Molero para sustentar el caso, es ella quien debería tener miedo por afirmar hechos que podrían ser inverosímiles y “si lo son podría ser acreedora a una sanción”, explicó.

Declaró que el corporativo jurídico no tuvo ningún contacto con algún representante de Luis Miguel: “Simplemente se hicieron ciertas investigaciones del artista para poder establecer nuestro caso; sin embargo, ni siquiera nuestro cliente aportó prueba alguna”, puntualizó el abogado.

Por último, Evert Fernández señaló que Carmen Molero tiene una gran deuda económica con el despacho jurídico para el que trabaja.

Los abogados ofrecieron una conferencia de prensa para anunciar que dejaban el caso de la actriz, al tiempo de señalar que se deslindaban de toda responsabilidad legal que surja en torno a la demandante.