Jhon Secada, desearía que su padre José no hubiera mantenido en secreto que sufría  hepatitis tipo C,  inicia campaña para hispanos que busca generar conciencia .

El padre del cantautor cubano-estadounidense falleció el año pasado de complicaciones relacionadas con la enfermedad y no recibió a tiempo la atención que necesitaba.

Se calcula que los hispanos representan una tercera parte de los 3,2 millones de estadounidenses a los que se les ha diagnosticado hepatitis tipo C, una enfermedad provocada por un virus que puede permanecer en el cuerpo por años y causar daños severos al hígado.

Una de las principales dificultades para su tratamiento es que, desde hace años, existe un estigma en torno al padecimiento debido a que puede ser contraído por compartir jeringas o por relaciones sexuales.