Paris Jackson , espectaculoenlinea.comParis Jackson tiene los ojos más bonitos del mundo y parece también uno de los seres más agradables y tiernos de la faz de la Tierra. Y eso es difícil en una sociedad en la que, por motivos obvios, tendemos cada vez más a carganos en los multimillonarios.

Michael Jackson tomó una de las decisiones más acertadas de la historia de los medios de comunicación cuando optó por tapar la cara de sus hijos para protegerlos de los medios. Por supuesto, lo pusieron verde.

 Ella ha hablado, entre cosas, de la máscara. “Estaba muy confundida”, le dijo a Oprah mientras ésta intentaba no ponerse nerviosa ante esos ojos verdes como la albahaca. “No sabía por qué llevaba una máscara, pero lo entiendo ahora. Entiendo por qué papá quería que tuviésemos el rostro cubierto. Así, cuando saliésemos sin él, no nos reconocerían“.

 Eso permitió a Paris, Prince y Blanket tener (atención, viene una frase hecha) lo que su padre nunca tuvo: infancia. “Tuvimos una infancia normal, incluyendo salidas a las salas de videojuegos y comer a los restaurantes Chuck E. Cheese’s“. Chuck E.Cheese’s es una cadena norteamericana de centros de juegos para niños donde hay desde juguetes hasta comida y cuyo eslogan es, no me digan que no es paradójico, “where a kid can be a kid” (“donde un niño puede ser un niño”).

Paris Jackson, hija nada más que del fallecido cantante Michael Jackson, contó que ha sido víctima de bullying en su nueva escuela privada.

 En entrevista con el programa de Oprah Winfrey, indicó que sus compañeras han tratado de intimidarla en más de una ocasión, pero eso para ella “no funciona”, informó TMZ.

 “Si siento que alguien está siendo falso conmigo, solo me voy a alejar”, dijo la adolescente. Ella fue educada en su casa, pero desde que el ‘Rey del Pop’ falleció en el 2009, asiste a escuelas privadas.