“No me considero vieja para nada. Para mí tengo 30 años. Yo no puedo hablar de la vejez, es ridículo. En unos años, cuando me llames hablaré de eso. Acá estamos todos en bikini”, bromeó Su a una revista argentina

También reveló su nuevo sistema anti paparazzis… que falló: “Hice un parapeto de 40 metros y además tuve que pelar los árboles para que no se suban, un trabajo terrible”, dijo, cansada de ser fotografiada en sin corpiño todos los veranos.