En rosa y en azul, como si de dos recién nacidos se tratara, la diva del Bronx y su joven novio son la imagen de la unión cuando se atavían con sus pijamas exactamente iguales. Así lo pusieron de manifiesto a su vuelta a Los Ángeles desde Japón, en cuyo trayecto aprovecharon una escala en Alaska para posar ante el objetivo con su ropa más íntima.

Además, Jennifer reveló indirectamente que cuando se trata de viajar, no hay lugar para sus modelos más sofisticados, algo que también apoyó el bailarín. Sin embargo, sobre sus conjuntos de hilo tuvieron que vestir sus abrigos más gruesos, como indica el suelo nevado que se encontraron en Estados Unidos cuando llegaron en el exclusivo avión privado de la artista.

“Nos vemos la próxima vez, Osaka, Japón. ¡Y ahora pasamos por la aduana en Alaska triunfando con nuestros pijamas!”, tuiteaba Casper junto a la divertida imagen. Con la original fotografía, la estrella de la canción también se despidió de uno de sus conciertos más especiales en el país nipón, donde aseguró en Twitter que todos los asistentes al espectáculo se convirtieron automáticamente en sus “amigos”.

“¡De camino a casa! ¡Gracias a los 30.000 nuevos amigos que he conocido en Japón por este espectacular concierto!”, publicó la cantante en su perfil de la red social.

Fuente / TerrA