Katy Perry ha decidido poner fin a su amistad con la artista barbandense porque no aprueba su regreso con el rapero Chris Brown, aunque a la intérprete de “S&M” no le importa lo que los demás piensen de su actual noviazgo.

Según información de Univisión, durante la pasada entrega del Grammy, la cantante de “California Gurls” pidió que no la sentaran cerca de la pareja, pues considera que Rihanna está cometiendo un gran error.

Katy ya no le dirige la palabra a Rihanna y más bien se la vio junto a otros amigos, como Robert Pattinson y Kristen Stewart. Una fuente le dijo a US Magazine que “(Katy y Rihanna) apenas se hablan desde que ella volvió con Chris, ha habido mucha tensión entre ellas”.

Rihanna y Chris Brown retomaron su relación hace unos días, pese al antecendete ocurrido en febrero de 2009, cuando él fue arrestado por darle una golpiza a la barbadense minutos antes de presentarse en la entrega del Grammy.