Tras el lanzamiento de su línea de ropa en la Semana de la Moda de Londres, la cantante Rihanna fue víctima de un atentado cuando un fan le lanzó una botella por haber vuelto con Chris Brown.

A la salida de una discoteca, una admiradora de la chica de Barbados le tiró un botellazo de una bebida energética que le causó una herida en la pierna. La fan de la artista le recriminaba el haber vuelto con Chris Brown luego de que este la golpeara.

Sin embargo, este no ha sido el único problema que ha tenido que enfrentar la cantante de R&B. En los premios Grammys, la cantante Katy Perry pidió que su ubicación no sea al costado de Rihanna debido a que no compartía la decisión que su amiga había tomado.

La artista, quien recientemente se desnudó para su videoclip Stay, no le da importancia a estas declaraciones de sus amigos.