Al igual que el cantante pop Jean Paul Strauss, el vocalista de Libido, Salim Vera, criticó ayer el tema Agüita de coco. “Ese tipo de música se hace por plata. No creo que sea algo trascendental. El que ejecuta ese tipo de música, lo hace por negocio, pero cada quien consume lo que desea. Yo no consumiría El baile del caballo o Agüita de coco. No me gustan esas canciones, me son indiferentes”, precisó el cantante. Además, Vera destacó la labor de los imitadores, aunque resaltó que “ellos tienen que ganar su propia identidad”. “¿Si cantaría con mi imitador de Yo soy, Víctor Aguirre? Tendría que ver el precio”, indicó. El cantante participará en el Festival Vivo por el Rock, que se realizará el próximo 25 de mayo en el C.C. Plaza Norte.