En la primera participación de Jennifer López como jurado, la cantante recibió 15 millones de dólares, pero pidió dos millones más para quedarse en el programa.