La actriz concluyó el martes un periodo de rehabilitación de 90 días y abandonó el centro de California (EE.UU.) donde estuvo internada, informó hoy el portal especializado en famosos TMZ.