Olga Tañón mantuvo su temple ante las difamatorias e injustas acusaciones, hechas y difundidas mundialmente, tras la cancelación de sus dos presentaciones en el Perú