Por esta razón, el representante de artistas orquestó la maniobra con ayuda del padre de la artista, Jamie, quien ha sido el tutor legal de Britney junto al propio Jason, quien ya ha dejado de serlo.