“La enfermedad de la que hablé de JPS (Jean Paul Strauss) es la locura, única explicación que me di en un momento de molestia. Para mí es un tema cerrado.