El mexicano señaló que más allá de lo que están haciendo sus abogados, se está dedicando a orar mucho y hacerle caso a Dios.