El bautizó y la fiesta se hicieron dentro de la embarcación y hasta allí llegaron algunas figuras del mundo del entretenimiento como el cantante Alejandro Sanz y la futura mamá de su hijo, Raquel Perera, quienes fueron los padrinos de la bebé.