Paolo Guerrero, celebra después de anotar un gol contra el Chelsea FC en su último partido en la Copa Mundial de Clubes torneo de fútbol en Yokohama, cerca de Tokio.