Hombre de acero, el reinicio de la franquicia de Superman, superó a la comedia apocalíptica This is the End y se convirtió en líder de la taquilla norteamericana.