La razón es que Bieber aún no cumple la mayoría de edad en Estados Unidos (21 años) y en el club no querían meterse en problemas.