La espontaneidad, comicidad y entusiasmo de Eddie Murphy estarán presentes en la próxima entrega de los Oscar.