Los Estudios Leavesden, en donde se filmaron las ocho películas sobre Harry Potter, se convertirán en un gran museo sobre el joven mago.