La ceremonia, realizada en el Nokia Theatre en Los Ángeles, de los People’s Choice Awards vio como una de las mayores vencedoras a Katy Perry.