El imitador de la cantante colombiana Shakira, Rodolfo Burgos, que ya se ha hecho conocido como "El Shakiro" chileno, cobra, según su agente, 3.000 dólares por entrevistas frente a una cámara cuando apenas se ha cumplido una semana de su deslumbrante aparición en televisión.