Selena Gómez empezó a estudiar la Biblia buscando respuestas a todas sus interrogantes, luego de terminar su relación con Justin Bieber.