La película latinoamericana se quedó sin este premio, al igual que ocurrió con las otras siete candidatas aztecas que a lo largo de la historia de esos galardones han intentado sin éxito el asalto al Óscar, entre ellas “Amores perros” (2000), también de Iñárritu.