Su muerte se dio el hospital Saint John, de Santa Mónica, California tras una larga lucha contra la enfermedad que atacó su ano y que se le diagnosticó en el 2006 y que a pesar de que los médicos pensaron haber superado.