El séptimo álbum de estudio de Spears, "Femme Fatale", ha sido considerado ya por los críticos como el mejor trabajo hasta la fecha de la cantante estadounidense y se aupó a lo más alto de las listas de ventas de EE UU una semana después de su lanzamiento.