La fiesta, que tuvo lugar el 27 de junio en la mansión ubicada en el barrio de Marylebone, hizo que los vecinos se quejaron a las autoridades policiacas.