La estrella del pop Madonna se presentará en el intervalo del próximo Super Bowl, el partido que cierra la temporada de football americano.