Durante la grabación de una estampida humana del film World War Z en la ciudad escocesa de Glasgow. Brad Pitt salvó de morir a joven muchacha que participaba de la escena de la estampida cuando ésta cayó accidentalmente al piso.