La popular cantante ha estado trabajando con el productor musical Zedd en las canciones que formarán "ARTPOP", su nuevo disco, con el que quiere afrontar nuevos retos en su carrera. Por ello, Lady Gaga no puso ninguna condición previa sobre cómo debían ser las composiciones, a excepción de que fueran rompedoras.