Si para las personas comunes y corrientes como nosotros a veces es sumamente complicado mantener una relación amorosa, solo imaginen cómo sería hacerlo estando rodeado de papparazzis todo el día que analizan y especulan sobre cada paso que das.