Cyrus ha generado gran polémica con sus comportamiento irreverente, ya que durante un concierto de su gira, arrojó a su público saliva, mientras se paseaba por el escenario y hablaba por el micrófono.