La elección de Letonia como escenario de la boda se debe a que la familia de la novia es originaria de este país báltico, y los recién casados cumplieron encantados con algunas de las tradiciones nupciales letonas.