Mientras que miles de fans gritaban por ver a Harry Styles, Liam Payne, Niall Horan, Louis Tomlinson y Zayn Malik, el personal de seguridad del evento tuvo una ardua jornada de trabajo revisando a los espectadores que asistieron al primer de los cuatro conciertos planificados en esta ciudad del norte de Irlanda.