Medios de comunicación estadounidenses aseguran que la made de la cantante quizó firmar las actas de separación argumentando "discordia o conflictos de personalidades que impiden la razonable conciliación".