Jennifer López y Marc Anthony han demostrado que mantienen una relación cordial y que, principalmente por el bien de sus hijos, Emme y Max, están 'condenados' a entenderse.