La pelea entre Orlando Bloom y Justin Bieber en Ibiza ya promete ser la gran historia de lo que queda de verano, sobre todo ahora que el resto de personajes implicados de forma colateral en la pelea han empezado a hablar.