Según cuentan diversos medios como “E!”, Greene llegó a un bar acompañada por Jared Followill, el bajista de la banda norteamericana Kings of Leon donde se vieron muy cercanos y coquetos.