Acostumbrada a probar todos los trucos y novedades para lucir radiante, la socialité Kim Kardashian no la pasó tan bien con una innovadora pedicure con peces.