Nos confiesa que no ha cumplido su promesa que es la de regalarle una casa a su madre, la señora Maria Martínez y se justifica.