Lo ha vuelto a hacer. Después de orinar en un cubo de fregona, Justin Bieber parece haber cogido gusto a llamar la atención en lugares públicos. Gracias a las redes sociales, y a un turista que estaba en el lugar preciso en el momento adecuado, una foto del cantante.