La actriz Kristen Stewart se mostró muy molesta cuando un fotógrafo le preguntó por su exenamorado, Robert Pattinson, mientras ella aprovechaba la tarde para pasear a su perro por la ciudad de Los Ángeles.